In nican ca tlamachilliztlatolzazanilli ye huecauh mochiuh- Aquí están las palabras-recuerdo que repiten lo que se sabe que sucedió en la antigüedad

martes, 18 de junio de 2013

Carta de Maximiliano de Habsburgo a su madre la Archiduquesa Sofía


Querétaro, Cárcel de las Capuchinas , Junio de 1867

Con inquebrantable fe y fiel a mi honor me enfrento, (con) la conciencia tranquila, a la inmerecida muerte. No es la culpa sino del infortunio el que me ha llevado a esta situación por la voluntad de Dios; sucumbí honrosamente a la superioridad del enemigo y a la traición. Nos resistimos valientemente y noblemente durante 72 días en una ciudad abierta y no preparada a un enemigo 7 veces más fuerte, la traición nocturna nos estrego a sus manos. Y por amigos conoceréis, buena mamá, los detalles. En el momento de ser tomado prisionero estaba gravemente enfermo de disentería: todavía sufrí mucho en las distintas cárceles a las que nos llevaron. Mis últimos pensamientos en este mundo se dicarán a mi buena y pobre Carlota y a usted, querida mamá a la que debo, tanta bondad no le escribo a mi pobre Carlota pues no se cual sea su estado de salud y usted buena mamá la consolará y la animará . En todo este año no recibido noticias directas ni de usted ni de Carlota. Con profundo respeto le beso las manos a papá, envió los más sentidos saludos a mis hermanos, parientes y amigo. A usted, queridísima mamá, a Carlota y a los mencionados, pido de todo corazón me perdonen las ofensas e injusticias que acaso he cometido contra vosotros. Muero tranquilo con el verdadero consuelo de haber deseado y aspirado al bien, y con la satisfacción de dejar a muchos auténticos y nobles amigos en este país, para los que será cara mi memoria. Un amigo le llevará, querida mamá, junto con estas últimas líneas, el anillo que use diariamente con el cabello de la bienaventurada Amalia de Braganza, como recuerdo para usted y la sortija nupcial para mi pobre y amada Carlota .

Pido a usted, adorada madre, su bendición y oraciones. Quedo su siempre fiel hijo.

Max

Fuente: "Por Querétaro hacia la eternidad. el General Miramón en el Segundo Imperio" por Carlos González Montesinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.