In nican ca tlamachilliztlatolzazanilli ye huecauh mochiuh- Aquí están las palabras-recuerdo que repiten lo que se sabe que sucedió en la antigüedad

viernes, 14 de marzo de 2014

Combate en el Cerro de San Gregorio ( Sitio de Querétaro, 14 de marzo de 1867)




Hacienda de Alvarado, marzo 14 de 1867.

Señor Presidente don Benito Juárez
San Luis Potosí

Muy estimado señor mío:

Hoy hemos tenido un combate reñidísimo de ocho horas; nos propusimos hacer un reconocimiento con fuerzas, muy formal y cuando acordamos nos comprometimos en este combate que seguramente ha sido el más reñido que he tenido en toda la campaña.

Hemos conseguido en este hecho de armas imponerle respeto al enemigo, por las de la República, ganarle las posiciones del cerro de San Gregorio que ahora son las de una parte de nuestro ejército y causarle, en muertos, heridos y dispersos, una pérdida muy considerable. Nosotros también hemos tenido pérdidas; pero incomparablemente menores que las del enemigo.

Luego que recoja los partes de todos los jefes de los puntos, formaré para remitir al ministerio el general de esta acción. En la aproximación una de otra en que han venido a colocarse las dos fuerzas, los combates van a ser continuados, hasta que terminen con la pérdida de una y el triunfo de la otra.

El que hoy hemos tenido puede decirse que se ha suspendido solamente por el cansancio y por haber venido la noche, para continuarlo mañana que veremos y habremos descansado. El general Antillón se ha portado de una manera que todos hemos admirado.

Con 200 tiradores a vanguardia ocupó él primero el cerro de San Gregorio y heroicamente lo sostuvo hasta que otras fuerzas llegaron a apoyarlo y siguió con el mismo valor hasta que la noche vino a poner término al combate.

Rindo un tributo a la justicia haciéndole a usted esta manifestación. Estoy muy contento del señor Antillón por lo bien que se ha portado. Desde las cinco de la mañana ando a caballo y en un trabajo activísimo. A las doce de la noche he venido del campo a esta hacienda, solamente porque aquí tenía cosas que hacer que no me era posible evacuarlas allí y para volverme dentro de un rato. He venido a las doce de la noche. Son por esto mis cartas muy pocas y muy lacónicas.

Mañana o tan luego como las circunstancias me lo permitan, tendré la honra de escribirle a usted más extensamente.

Soy de usted muy atento y muy obediente servidor que atento b. s. m.

Mariano Escobedo

Fuente: "Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia" -Jorge L. Tamayo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.